Crowley y los Sonetos del Infierno III

Hoy publicaré 4 Sonetos más, para así no tener que pasar tanto por esto de Crowley y no poner otras cosas. De todas maneras me queda Crowley para Rato y después vendrán otros proyectos que tengo guardado… la poesía está más viva que nunca en éste Blog.

1201274842_021f6df865_b.jpg

As de Copas

Sirenas sin cola que se esparcen por calles
con la prístina e incandescente alegría
del santo en el cielo, del auto en la vía
de ríos torrentosos bajando por los valles

son tantas cosas que contar se vuelve animal
son tan crueles que contar se torna un infierno
y con el dolor de estos, mis huesos de invierno
lucho con todas mis fuerzas enfrentando mi mal

No es necesario aprender sólo a lustrar
nuestros propios zapatos, es también necesario
saber dejarlos tranquilos de cuando en cuando

no es obligación tener siempre que demostrar
que uno es valiente para cruzar cualquier río
uno puede estar eternamente caminando


7 de espadas

dejar atrás los meses de calor y acostarnos
suavemente en la calidez de los meses fríos
la testa llena de ineludibles desvaríos
descansando en el sepulcro de los hermanos

dejar atrás para siempre los viajes terrestres
abrir los mares, con furia de filo de mano
con devoción de planta que brota en pantano
de los clavos de cristo que funcionan de a tres

ya no existen más los grandes descubrimientos
esos se hicieron hace tanto tanto tiempo…
y evocarlos es sólo volver a matarlos

eran las mentes plagadas de sueños hambrientos
diminutos dioses en busca de su olimpo
y un Zeus glorioso que trata de calmarlos

5 de espadas

Que haremos cuando la última mirada de ella
nos tire al suelo y no podamos levantarnos
y la huella en mis ojos deje de hablarnos
de lo lejos que estábamos de esa estrella

sentimientos pesarosos atados a la piel
hace tanto tiempo que es difícil recordar
donde nacieron o si son posibles de olvidar
como la triste abeja en busca de su miel

y si ahora entiendo la realidad del quijote
sufriendo orgullosísimo su noble destino
tal vez yo, fértil errante, encuentre mi camino

siendo para la madre tierra un glorioso brote
brebaje blanco que a la larga pierde lo albino
una cepa sabia que engendra el mejor vino

10 de bastos

quiero una mirada de las que no traicionan
de esas que dicen más de lo que las palabras
son capaces de expresar con las simples letras
y la asociación básica que ellas proporcionan

es tan grande el amor que queda chico el corazón
me dijo cierto camarada venezolano
sin entender que con su desolado desgano
se estaba peleando con la más pura razón

anhelo la realidad subrepticia del cielo
ángeles fieles disfrutando del quieto edén
sin lograr entender nuestro intempestivo desdén

dentro de sus verdes cristales hechos de hielo
escondidos en la ventana del tiempo muerto
pirata mañoso y su solitario ojo tuerto.

Explore posts in the same categories: hipogrifos

One Comment en “Crowley y los Sonetos del Infierno III”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: