Crowley y los Sonetos del Infierno V

64 as de espadas

matar palabras moviéndose en el pensamiento
que se alzan por el cuello de una avestruz
gracias gran salvador melancólico de la luz
nos hiciste mirar todo desde su cimiento

que el hombre vea siempre lo que su fuerza hace
la dulce espuma de amarillos catamaranes
el movimiento opaco de sombras y estandartes
triunfo y esplendor de tiempo dorado que nace

las búsquedas danzantes eclosionan y se juntan
batida de pájaros sin sonido de muerte
filo de dulzor en el fragor de la música

humildes razas que de ricas esencias se untan
bajo el suave sabor del susurro doliente
el otro mundo que se acerca y comunica

(33) 4 de bastos

cuando ves tantas veces la misma película
y los actores te parecen viejos amigos
entiendes porque los quieres dejar de testigos
de tu bello mundo de fantasía crápula

son ellos parte de tu palacio intangible
de tus pasillos colmados de brillantes musas
que alrededor de tu pelo son suaves pelusas
que siembran la paz en los bados de lo imposible

¡cuídate Satán! que nunca habrá sitio para tí
habrá litorales luminosos de pescadillos
para perros silenciosos y cantantes grillos

¡cuídate Belcebú! estas puertas no son para tí
habrá luna menguante toda la temporada
para la exclusiva dama que ha sido invitada

(25) Príncipe [Caballero] de basto

enérgico bajo el príncipe de las montañas
mezcló todo en una traicionera batida
cosas que no se pueden pagar con una manda
y ella lo transformó en puré de castañas

veloz descendió el príncipe de las montañas
con su noble corazón de cristal azulado
y ella hundió su dura mano en un costado
y finalmente se lo arrancó de sus entrañas

húmedos y abatidos sus ojos se cerraron
y como huesos viejos de muñeco de trapo
cayeron cansados sobre la arena del tiempo

esas palabras vacías lo envenenaron
como maldita planta carnívora que muere
y no suelta al insecto para que se libere

(38) Reina de copas

y en estos momentos precisos en que descansas
sigilosamente me acerco a tu amargo sueño
y trato como siempre de hacerme de él dueño
matando desde allí las pesadillas que pasas

porque la poesía la acarreas dentro de ti
y yo te la extirpo con mis hábiles dedos
y la conservo como mil peces atrapados
en una pecera que esta hecha para tí

me juego en tu honor todas las cartas del mundo
y pierdo como siempre el lejano horizonte
capitán gótico a la deriva de todo

mas las olas me recuerdan tu claro semblante
y me imagino todas las calles que he cruzado
encontrando cada vez más grande el sin sentido

Explore posts in the same categories: hipogrifos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: