Mi punto de partida siempre fue la capital de tu corazón

forrest.jpg

la foto le pertenece a Foll Cedric

Mi punto de partida siempre fue la capital de tu corazón,
desde allí yo me asomaba al mundo,
para ver si me tenia reservado algún espacio y terminé dándome cuenta que mi lugar estaba junto a ti,
en el dulzor amargo de tu corazón.
Esa es mi pequeña caja amarilla,
aquella que busqué durante tantos años y razón por la cual yo también me hice marino y capitán del más frágil barco de la verdad.
Pero este útimo viaje,
este que emprendo con los ojos mojados,
no es cualquier viaje.

Es uno que comenzó a gestarse hace mucho tiempo,
cuando me topé por primera vez con esos ojos que hasta el dia de hoy no me dejan dormir.
Las maletas del tiempo siempre han estado hechas.
Yo las encontré en un rincón de la habitación más grande que había en el palacio.

¿donde va a parar toda la nostalgia y la tristeza derramada como vasos de leche?

me hunde tu mano como a un tarugo de piel
y sobre la arena seca me entierro al revés.

Alejarse de tu orilla es sólo para volver a acercarse a ella.
eres el caos que desborda la luz de la más radiante estrella
sueña conmigo cada dia que vistas el traje del mundo

Porque tu reinado no tiene fin
ellos nunca lo van a aceptar
porque no saben
que nació en mis entrañas un lejano atardecer
y me confunden los reinados y los barcos,
los viajes y las habitaciones,
porque soy el rey marino, el rey capitán,
porque tu barco no zarpa de las costas de mi corazón
sin que este capitán de la orden de alzarse al mar.

Entonces dulce doncella, dulce caviar de las aguas de sur:
¿caminarás conmigo por la playa del olvido a contemplar los atardeceres
que aún no se han escrito?

Tus huellas dejarán el sabor de las frutas frescas,
tus pequeños pies de flores naranjas caminarán por la arena de los tiempos
y yo contemplaré con emoción como el mar se silencia a cada paso tuyo.

ya sé que zarpaste algún dia de las costas bravas de mi vida,
ya sé que te alejaste visitando todos los puertos del mundo,
pero volverás a tu tierra
volverás a unirte a mi como siempre vuelve el aguila a cuidar su nido

Tú volverás como las lluvias de verano,
como las tímidas hojas de otoño que se desvelan por las noches al caer al suelo,
como el canto de interminables pájaros que anuncian mis mañanas pobladas de esperanza
mientras la epopeya del mundo se abre paso para dejarte el camino libre…

somos almas transparentes de la misma zenda, mi amor,
somo ángeles caídos que buscan de nuevo el camino del cielo
somos espigas de trigo que viven felices al calor del sol y al movimiento del viento
somos miles de olas marinas que nacen y desaparecen sin nunca ser vistas por ojos humanos

somos la sed del desierto
somos la condena de todas las sangres de toros derramadas por la codicia
somos llanto de niño ante la necesidad de sentirnos cerca de la madre

porque yo te espero aquí en mi piedra negra y oscura
como espera el vampiro la llegada de la noche
como acecha el aguila a su presa
yo espero que tu amor me inunde como una ola de 7 metros
que tu amor llegue a mi, simulando esas tardes eternas de un verano que no traiciona…

Somos los huérfanos del cielo,
las pequeñas perlas de la ostra que cultivo el planeta de la vida
el resplador de las ciudades que aún no se han dejado ver al atardecer
la sombra de los edificios que aún no se construyen sobre el pavimento de plata
somos sangre de las angustias eternas
y sal de las comidas más exuberantes

yo soy principio y tu eres fin
yo soy caos y tu eres orden
yo soy las sombras y tu la luz que las dibujas
yo soy el temor y tu la esperanza que lo extingue

yo soy 200 letras y tu me conviertes en poema
y la necesidad de existir se me acrecienta cuando estoy cerca de ti
la vida tiene más sabor a vida a tu lado,
el mar suena más poderoso cuando camino contigo
la oscuridad me ilumina como un faro incandescente cuando tu me acompañas por las frias tierras del mundo…

despierta entonces mi reina
escucha que he estado golpeando a tu puerta desde el inicio de los tiempos
desciende tu puente a este humilde cantor de la verdad
y haz dueña de ti este corazón que sólo nació para cantarte todas las mañanas del mundo
y pertenecerte para siempre.

Explore posts in the same categories: hipogrifos

One Comment en “Mi punto de partida siempre fue la capital de tu corazón”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: