Hijos de un futuro paralelo

Cúmulo gigante que mi tarde ensombrece,
viento cálido que mis besos en hojas arrastras,
estamos a medio camino entre lucerna y toulouse…
traes llaves vestidas de plata glamour,
para abrir los candados de mi cabeza avestruz

Frío narniano que en humano son años,
cruel indiferencia que sucinta impericia,
galgos frenados en carreras crispadas,
fuerza infecunda en matorrales atada.

Cuerpo silente embobado en letargo,
miel congelada que en retiro se guarda,
cruel hipnotismo que en dormir no despierta,
hambre ferviente que en comer no se apaga.

Patria fértil que en abismos te señalan,
hielos eternos que en calor te decantan,
estrella sureña que mi fe no derrotas,
caerá la tierra a un eterno sueño
pero tu plañir no tendrá invictos ejércitos

Explore posts in the same categories: hipogrifos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: