White skin


Una muchacha descansando

Originally uploaded by adrian.coto

Tu piel se pierde en mi mente de juncos medicados,
es la perfidia sacarosa del placer de mirarla lo que conmueve
tersa como la leche de mañana un domingo estival
y fresca como una toronja que no alcanza a vivir la senilidad.

Tu piel se arrastra indómita en mis recuerdos endiablados
jubilando a los amantes del ayer para motivar a los nuevos,
creando fuego en cada poro y jugoso néctar en fragancia recién descubierta
siendo simple y compleja, llena de sutilezas y misteriosos secretos de oriente.

Es en ella donde paso la gran parte del día encerrado en mi mente,
imaginando las fronteras de lo indecible y sorbitando la pureza de sus aguas,
zozobrando sin sentido en sus costas diáfanas y de exilio perpetuo
como pirata maldecido y excomulgado, esperando encontrarse con la cara de dios.

Es en ella donde el tiempo pierde su valor espacial y de continuo universal,
es allí donde la selva cobra vida y las ilusiones del mago se recrudecen
si no la has conocido en un día de lluvia exigua te mentirías a ti mismo
porque siempre ha estado allí para todos, es tan sólo que la ceguera
inunda siempre cuando se trata de su piel…
vuelve ciegos a todos y sólo me hace ver a mi.

Explore posts in the same categories: hipogrifos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: