Cadencia

Gris donde lo rodea
saltando asequias de pasto
vuela como ave sin alas
y se sumerge profundo
en las entrañas del mar.

Canta cuando la noche se disuelve
y en la vigilia del solsticio
su amargo color saborea metal
y nada como pez sin escamas
secándose al viento.

Sus pasos son silentes ladridos
su humedad reseca el atardecer
su nieve se degrana en desiertos
y su hambre…
su hambre no tiene poder.

Se oculta en la pobreza de sus adjetivos
sonríe a su vocabulario dystópico
se enreda en su acento
y muerde un rayo de luz ígneo
que se robó de algún corazón muerto.

Desaparece en la lentitud de su roce
se duerme en la obviedad de sus asuntos
respira con el ojo irritado
y al compás de un peligro furtivo
grita el hedor del hastío.

Aún no sabe si su granja se enriquece
o el mundo se afiló en sus colmillos
y lo muerde sin probarlo
como al corsario de fuego
o a la maravilla del letargo.

Explore posts in the same categories: hipogrifos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: