Frank

¿Qué haces cuando la desesperanza llama a tu puerta
y sin querer le abres?

El mundo está hecho para los que obvian,
para los que son capaces de pisar con ganas sobre la indiferencia,
para los que el bienestar es una frase que ayuda
sólo si el fin es conseguir votos o respaldo.
Que los demás nos hundamos en el lodo de la empatía,
en el pantano del bien social y del amor hacia los demás.

Dennos la razón si de a poco empezamos a odiar la civilización,
si con cada paso, deseamos no haber nacido y si en un arranque de ira,
rompemos la foto del papa o arriesgamos nuestra vida enfrente de un tanque,
dennos la razón, porque lo hacemos con una bandera del amor tatuada en un vetrículo,
lo hacemos porque tenemos más fe que un religioso
y menos esperanza que el que se muere de hambre sin pedir ayuda.

Explore posts in the same categories: poesía y prosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: