The Hobbit – The desolation of Smaug

Imagen

Nunca he sido un fan acérrimo de J.R.R Tolkien. Eso me basta para decir que la única vez que intenté leer el primer libro de El señor de los anillos, no pase de las primeras 30 páginas. Pero me gustan la trilogía de Peter Jackson. Tengo la idea de que deben ser muchos más entretenidas que leerse esos tremendos ladrillos de 500 páginas. Hasta allí todo bien, pero cuando convirtieron The Hobbit en otra trilogía, comenzaron los problemas, volvió el sueño y sopor a las salas de cine. separar en tres películas lo que debió haberse mostrado en una, aparte de ser un truco de marketing para conseguir ganancias millonarias, no hace más que ablandar y alargar una historia que fácilmente y de manera espectacular se podría haber contado en 3 horas y algo más. Muchas escenas de esta segunda parte de la trilogía del Hobbit están absolutamente de más. Me gusta la importancia del Dragón y lo asesino y despiadado que puede llegar a ser. Después de haber visto como en otras películas mataban dragones hasta con un cuchillo, es bueno que se le haya dado la importancia y grandilocuencia que un animal mitológico como este se merece. También se agradece la belleza superlativa de Evangeline Lilly, única mujeres entre un mar de enanos ruidosos y a veces un tanto aburridos. En fin, habrá que terminar de ver la última película y olvidar de una buena vez esta historia cortada.

Explore posts in the same categories: Séptimo Arte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: