Archive for the ‘poesía y prosa’ category

Three treasures hidden in a celluloid frame.

noviembre 25, 2015

celluloid

Close your eyes for a second and imagine a lone highway in the Midwest. Moving at a slow pace there is a small lawn-mover tractor driven by an old guy, old enough to be in his seventies or even eighties. The tractor is not cutting the grass of a beautiful house, it is not taking care of a golf course or anything close to that, this old man is driving that tractor down a highway to see his ill brother, who lives in another state. People felt very confused when they saw this old man driving that tractor like it was a real car. ”What is he doing?        -They thought. Where is he heading? They didn’t have a clue. Well, the last time he saw his brother was about 40 years ago, they had a big fight and they never talked to each other again. But here he was, driving more than 260 miles from Laurens, Iowa to Mt. Zion, Wisconsin to see his brother. How do you do you mend your relationship with an ill brother you haven’t seen in decades? Do people really do this things like this? What does this act mean? Let me give the answer. The answer is Love.

A poor Italian family moves to Milan, a bigger city, trying to succeed and leave behind the poverty that surrounds them. They are looking for jobs, but one of the brothers decided to study in order to get a better job, while Rocco, His older brother, thought it would be easier to become a boxing star and avoid the boring studies he just can’t stand. Everything seems normal until a woman makes her appearance. Both brother have feelings for her and she has to decide whether she will choose the fighter or the student. Rejection, violence, love and desire get combined in a storm that show both the best and the worst of the human race. Do you think two brothers should feel hate for each other? Is it their fault or the society’s?

An elderly couple embarks on a journey to visit their children who are living in Tokyo. When they get there, the only thing they found was the indifference of their children. Neither their daughter nor their son were even kind to them. It seems for them, their parents were just a rock in their shoes, something annoying that you want to get rid of as soon as possible. So the parents felt very ashamed about the circumstances and left the children alone taking the next train back to their city. Do you think this is the way we should treat elderly people? Have you ever treated someone badly who only wanted to give you love? Is it right to depend our whole lives on our parents and just when we don’t need them anymore, forget them in the closet like an old suit you are not going to wear anymore?

I will tell you what these three stories have in common, if you have not guessed yet. All of them are the basic storyline of great movies from three totally different directors. The “Straight Story” by David Lynch, “Rocco and his brothers” by Luchino Visconti and “Tokyo Story” by Yasujirō Ozu.

I believe you can learn a lot from movies. I believe movies can inspire us in so many ways that some of them are a form of art by themselves. I believe cinema is the 7th art.

Sumatera (la piedra puño)

marzo 10, 2013

El salvaje sonido de la jungla,
con su canturreo gutural de animales invisibles,
con el rumor de pulmones
vociferando vegetación.

Formas y texturas de hojas,
cada una diferente en su cromatía.

Agua gastando la piedra ancestral gota a golpe.

Monos salvajes,
comunicándose en su idioma secreto.

Lo desconocido conviviendo con lo incierto,
con lo misterioso,
con lo animal y primitivo.

Lluvias que dan a luz la inmensidad
incalculable de selva virgen.
de días pequeños,
de noches gigantes.

El hombre termina en la muralla verde,
con los brotes húmedos del arroz,
insaciable en su búsqueda de sopor.

La jungla, una abofetada de vida,
escondiendo a los desertores urbanos,
alzándose como bosque sin aire,
impenetrable como la espesura
de la noche sin luna.

Una oscuridad como la de Lord Byron

octubre 8, 2011

Me ilusiono con un lugar donde la paz sea la que cante, piedras y hastío se envuelven en arena y tiempo impreciso.

El sol no alumbra con luz, mas con sombra.

Del delgado hilo de agua que corre, puedo beber los últimos sorbos que me refrescan.

Es un patio vasto en extensión, circular y oceánico que parece un desierto, pero es mas bien un páramo perdido en el horizonte.

Hay gaviotas secas que caen por el peso del calor, un calor que no alcanza a ser sofocante.

En ese lugar hay más espacio que tiempo, de nada te serviría un reloj, podrías pensar que es el infierno, pero mas bien es un purgatorio pasable.

Las flores crecen pegadas a la tierra como mapuches con garras, les lleva siglos crecer con hojas de bronze pulido.

En el centro, si es que eres capaz de llegar, hay un faro encendido que te guía hacia el.

Algunos logran acercarse pero hacer esto en realidad no tiene sentido.

Hoy en día ya casi nada lo tiene. Casi nada.

Una sonrisa

octubre 8, 2011

Para mi eres una sonrisa, una imagen recordada sin antes querer serlo,eres la posibilidad de ver la vida desde el principio, un orgullo y un don que pocas veces nos detenemos a apreciar.

Para mi eres una sonrisa, pero a la vez eres más que eso, eres una imagen que no se borra, un sentimiento que congelé para vivirlo eternamente o lo eterno que me pueda quedar de vida, que puede llegar a ser mucho si realmente me lo planteo.

Para mi eres una sonrisa, pero eres más que esa simple palabra, esa que la puedo olvidar o borrar en una papelera que no existe.

Estas inscrita en un par de góbulos de color que me recorren, aquellos que aunque quisiera borrar, se esconderán en mi hasta el fin de los tiempos.

Eres una sonrisa perfecta que no se puede olvidar, una infinitésima parte de segundo que nació para congelarse… perfecta en su frialdad, y hermosa en su fracción de tiempo.

Eres la sonrisa que soñé que algún día me iría a despertar.

Frank

diciembre 3, 2010

¿Qué haces cuando la desesperanza llama a tu puerta
y sin querer le abres?

El mundo está hecho para los que obvian,
para los que son capaces de pisar con ganas sobre la indiferencia,
para los que el bienestar es una frase que ayuda
sólo si el fin es conseguir votos o respaldo.
Que los demás nos hundamos en el lodo de la empatía,
en el pantano del bien social y del amor hacia los demás.

Dennos la razón si de a poco empezamos a odiar la civilización,
si con cada paso, deseamos no haber nacido y si en un arranque de ira,
rompemos la foto del papa o arriesgamos nuestra vida enfrente de un tanque,
dennos la razón, porque lo hacemos con una bandera del amor tatuada en un vetrículo,
lo hacemos porque tenemos más fe que un religioso
y menos esperanza que el que se muere de hambre sin pedir ayuda.

la inercia del existir

diciembre 3, 2010

Hay una gran injusticia en la realidad,
un juego colapsado que no podemos ver,
unas cartas siniestras que se juegan como comodines
alimentados por avaricia y descontento.

Pero la pureza existe,
en una hoja verde perdida en la selva
una hoja única y silenciosa que sólo tu observaste antes de que se secase…
suena a un consuelo terrible
pero es la naturaleza sagrada que te guiña un ojo
cuando el silencio no se puede callar
cuando sus letras son escritas
en miles de idiomas que nadie puede entender.

Lo más valioso que tenemos son los recuerdos
células que corren por tu cerebro negándose a morir
negándose a perder la información valiosa
que lograron conquistar y que protegen
como si viviesen para ser revividas
en un flash que no se mide en tiempo
sino en valor.
Simple y puro valor.

A veces pienso que todo es tan grande que ya no importa
y otras tantas que es tan pequeño
que no sabemos como ubicarnos en un lugar que se mueve constantemente
y luego pienso “tengo suerte”
puedo saltar y congelarme mentalmente
y asi jugar a no moverme del todo
y que ellos giren si les da la gana

mis propios suburbios

diciembre 3, 2010

utilizamos la repetición como herramienta de alienación
creando surcos de dolor entre nuestros sueños y nuestros ideales
es la historia que se crea hasta el atardecer
¿qué significa esto?
una involución de la memoria
un altercado siniestro entre nuestros deseos y la fragil
línea que los separa de la realidad
te acostaste suavemente sobre los albores de un orgullo
inmisericorde, fatigado y rancio

oscuro no suena a malo,
suena a premonitorio,
suena a algo salvaje que no entendemos
suena a sangre sin color

estamos lejos del camino
lejos de la fina guia hacia la civilización mayor
no es extraño que no nos veamos a nosotros mismos
no es extraño que la superficie se vea tenue y borrosa
y que la frontera parezca algo que no queremos alcanzar

nada importa realmente
somos sólo números tecleados sin pasión
objetos sin textura y soles sin calor

somos la última canción del adiós
el último respiro de la carretera